Ideas para renovar tu casa del pueblo

Todos los veranos, la casa del pueblo se convierte en nuestra segunda residencia. Y es que le tenemos mucho cariño a esta casa, pero el paso del tiempo es implacable y nos encantaría que recuperase la chispa de sus mejores tiempos. Tenemos muchos recuerdos en esa casa y no nos gusta verla apagada.

Por ello te vamos a dar unos consejos para que tu casa del pueblo recupere su encanto y reluzca como siempre lo hizo.

1. PICA LAS PAREDES

Si te parece demasiado picarlas todas y dejarlas en piedra vista, hazlo solo en uno de los lados y deja el resto en blanco y lisas. Muestra con orgullo el pasado de tu casa. Es una manera muy fácil y rápida de recuperar el encanto de una casa rural.

2. APROVECHA EL GROSOR DE LOS MUROS

Los muros de las casas de los pueblos suelen tener mucho grosor, consúltanos y aprovéchalos para construir armarios empotrados o estanterías. Aparte de aprovechar el espacio te quedaran unos elementos encantadores.

3. APUESTA TODO A UN COLOR

Pinta todo de un solo color: paredes, techo, vigas…. Y consigue un efecto precioso. Si además combinas con algunos muebles del mismo color conseguirás maximizar el efecto.

4. OPTIMIZA LAS SOMBRAS

Contraventanas de colores, cortinas de esparto, persianas alicantinas… Averigua como tradicionalmente se protegían del sol en la zona donde está ubicada tu casa y ponlo en práctica en la tuya, te quedará un rincón de lo más acogedor y bonito.

5. LAS IMPERFECCIONES SON BONITAS

Por ejemplo, los muros irregulares tienen mucho encanto, da la sensación de rural y más si los combinas con elementos perfectamente acabados, ya que de esta manera conseguirás un mayor contraste. No tapes estos muros, muéstralos con orgullo.

6. BAÑO MINIMALISTA

Cubre todo: paredes, suelos y también la bañera, ponlo todo centrado. Y a este efecto añádeles accesorios de madera envejecida, conseguirás un baño minimalista, pero de lo más rústico y acogedor.

7. BAÑERA EXENTA DE HIERRO FUNDIDO

Si por el contrario el minimalismo no es lo tuyo y lo que quieres el darle un toque más elegante a tu cuarto de baño, consigue una bañera con patas esculturales y combínala con un tocador con banco tapizado y una alfombra de estampado geométrico. Conseguirás un baño de lo más elegante sin perder el encanto del resto de la casa.

8. VUELVE A ENCALAR LAS PAREDES

Hazlo sin buscar un resultado liso, cuanto más rústico quede mejor. Con este efecto conseguirás que tu casa vuelva a revivir aquellos años tan mágicos y dotarás a las estancias de ese encanto que sólo lo tienen las casas de nuestros pueblos.

9. EN LA COCINA, ARMARIOS DE OBRA

Estos armarios si están bien construidos te van a durar para toda la vida. A estos armarios se les puede añadir unas puertas en madera y así podrás cambiar el look cuando quieras. Aparte de tener la cocina organizada tendrá ese encanto rústico perfecto para cocinar tus mejores platos.

10. SÚBETE POR LAS PAREDES

Compra más suelo del que necesitas y aprovéchalo para cubrir las paredes. De esta forma conseguirás un efecto de cabaña. Usa este truco en tu habitación y así conseguirás un dormitorio precioso y rústico.

11. BANCOS DE OBRA

Si tienes porche o patio este elemento es perfecto para decorarlos. Puedes transformarlo en hamaca, en lugar de descanso, para tomar el sol o para un comedor exterior. Lo bueno de estos elementos es que no hará falta recogerlos en invierno, sólo tendrás que recoger los cojines o complementos que uses para ellos.

12. HAZ UNA ALBERCA

Si tienes la suerte de poseer un terreno o patio amplio, no lo dudes y construye una alberca, será tu pequeño santuario de alivio para las altas temperaturas del verano. Además de ello aportará un encanto inigualable al exterior. Serás la envidia del vecindario.

15. PIENSA “OUT OF THE BOX”

Puedes aprovechar la arquitectura original y añadirle complementos para darle el máximo esplendor a tu casa, como por ejemplo acristalar las plantas superiores, eliminando el tejado y manteniendo las vigas y los muros. De esta forma conseguirás que el sol resalte esos detalles del encanto rústico de tu casa de verano.

Estamos seguros de que tener una casa en el pueblo es tener un sinfín de posibilidades de reformas y de decoración. Puedes recuperar el encanto rústico que tanto deseas en tu residencia de verano, para que cada año sea un placer volver a recorrer sus estancias llenas de buenos recuerdos.

En Cofersa estamos seguros de que viendo estas ideas te han entrado ganas de poner en marcha más de una. Nosotros somos profesionales del sector y te asesoraremos en todo lo necesario y conseguiremos que tus ideas se hagan realidad, contáctanos y empieza a recuperar el encanto de tu casa de verano.