Cofersa - Blog - Tu oficina en casa

Desde hace varios meses en adelante, el teletrabajo ha cobrado la importancia que no tenía años atrás y seguro que a muchas personas les pilló por sorpresa y no tenían en sus casas un espacio habilitado para trabajar como lo hacían en sus oficinas habituales.

Y ya no solo el teletrabajo. Son muchas las personas que llevan sus propios negocios de manera online o desde sus casas.

Concentrarse teniendo hijos o viviendo con otras personas se hace bastante complicado por eso, es importante crear un espacio propio donde podamos trabajar, es decir, una oficina en casa.

Desde Cofersa, vamos a darte algunos consejos para que consigas crear tu propio espacio de trabajo, donde puedas concentrarte y aislarte, en tu casa.

¡Sigue leyendo!

Buena ubicación dentro de la casa

Cofersa - Blog - Oficina en casa - Espacio organizadoLo ideal sería montar tu propia oficina en una habitación a parte, cuanto más alejada de las zonas comunes y del resto de habitantes de la casa, mejor.
Pero sabemos que esto no siempre es posible ya que muchas personas no cuentan con habitaciones de sobra en sus casas para montar un espacio de trabajo.
En estos casos te recomendamos que escojas algún rincón tranquilo del salón, habitación o dormitorio.

La iluminación es importante

Procura situar tu espacio de trabajo lo más cerca posible de un punto de luz natural. Está demostrado que la luz natural aumenta la productividad de las personas y la concentración para llevar a cabo su trabajo.

Si esto no fuera posible, tienes que hacerte con una buena lámpara o flexo que aporte luz artificial. Ten en cuenta también el tono de la luz ya que una mala iluminación artificial puede causar problemas oculares como fatiga o somnolencia.

Debes pararte a pensar qué tipo de luz te va a ir mejor dependiendo de la actividad o trabajo que realices.

Por lo general, las luces cálidas son más calmantes y las frías aumentan la productividad.

En el mercado puedes encontrar todo tipo de lámparas o flexos y algunos modelos incorporan ambos tipos de luces, por lo que puede ser una buena opción para modificar la luz artificial a tu gusto y necesidad de cada momento.

No pases por alto los colores que te rodean

El color de las paredes y de los muebles de nuestro espacio de trabajo afectan directamente a nuestro estado de ánimo y rendimiento a la hora de trabajar.

Escoge colores que te motiven y que te inspiren cada vez que te sientes y te pongas manos a la obra.

Los colores claros y suaves son los más recomendados, ya que dan un aspecto de limpieza y orden, te aseguramos que el blanco siempre será un acierto.

Si lo que necesitas es concentración, entonces te recomendamos el color azul; y si tu punto a desarrollar es la creatividad apuesta por colores más vivos como naranjas o rojos.

Intenta que todo el espacio donde vayas a trabajar siga una armonía de colores.

Olores

Los olores también influyen mucho en el estado de ánimo de las personas por eso, escoger bien a qué quieres que huela tu espacio de trabajo no se puede pasar por alto.

Los cítricos ayudan a memorizar mejor y hacen que las personas estén de mejor ánimo; y el olor de algunas plantas como el romero, hacen que se esté de mejor humor y más positivo.

Mobiliario cómodo

Si vas a pasar muchas horas en tu zona de trabajo no puedes dejarte llevar por la estética de los muebles, debes de tener en cuenta que sean cómodos y ergonómicos.

Este consejo hay que aplicarlo sobre todo a la hora de escoger la silla donde pasarás tantas horas sentado. Es imprescindible que sea cómoda, con altura ajustable y ergonómica.

Aunque en muchas imágenes de inspiración para decorar estas zonas de la casa aparezcan sillas rígidas o de salón, no son nada recomendables, ya que afectarán de manera negativa a tu espalda.

Si trabajas desde tu ordenador, este debe estar colocado en el centro de la mesa y frente a ti. La pantalla debe de estar a una distancia mínima de 40 cm desde tus ojos.

Intenta que la mesa sea grande y te permita apoyar los antebrazos o las muñecas mientras usas el ratón o teclado de tu ordenador.

Ten todo a mano y bien almacenado

Cofersa - Blog - Oficina en casa - EscritorioEl orden en el espacio de trabajo es algo fundamental y tener todo tu material bien almacenado hará que visualmente esté todo limpio y bien colocado.

Si puedes incluir alguna cajonera debajo o al lado de la mesa te ayudará a tener la mesa siempre libre y solo con lo necesario.

Si no tienes espacio para añadir una o varias cajoneras puedes optar por colocar pequeñas estanterías en la pared y sobre ellas caja de almacenaje o botes para los objetos de escritura o papelería.

Al colocar todos estos accesorios ten siempre en mente un objetivo final: conseguir armonía, sensación de limpieza y equilibrio en toda la mesa de trabajo.

Para trabajar de manera más cómoda intenta tener la zona de almacenaje siempre a mano para evitar despistarte si te levantas a por algo que necesites.

Decoración personalizada

Escoger el estilo de decoración que más te guste o con el que más cómodo estés es otra de las cosas que se deben tener en cuenta a la hora de crear tu oficina en casa.

Si en tu caso tienes un estilo personal y quieres reflejarlo en tu escritorio puede ser una muy buena idea para sentirte agusto a la hora de trabajar y aumentar así tu productividad.

Coloca fotos que te traigan buenos recuerdos, un calendario para no olvidar ninguna fecha importante, elementos decorativos que te hagan sentir cómoda, etc.

Principios del Feng Shui

A la hora de colocar tu escritorio, silla, objetos de decoración, etc, puedes optar por tener en cuenta los principios del Feng Shui.

Pequeños detalles que no se pueden pasar por alto

Hay cosas, como la proximidad a enchufes o tomas de luz, que tal vez pasemos por alto pero que son también muy importantes.
Otro pequeño detalle igual de importante, sobre todo para las personas que trabajan desde el ordenador o portátil, es ubicar la oficina cerca del router para una conexión a internet con alta velocidad.

La proximidad a los enchufes es muy importante para conectar la lámpara o flexo, o para cargar nuestros aparatos electrónicos.

¿Qué ventajas tiene trabajar desde casa?

Si eres una de esas personas que trabaja desde casa, debes saber que esto tiene muchas ventajas para ti, te contamos algunas de ellas.

Horario flexible: en muchos de los trabajos que se realizan desde casa suele haber libertad de horarios siempre y cuando se cumplan ciertas horas y los resultados de este trabajo sean positivos.

Desplazamiento: al no tener que desplazarte hasta una oficina o punto de trabajo, no tienes que ir al trabajo todos los días ahorrando de esta manera algo de tiempo.

Ahorro: ahorro de dinero y tiempo, tanto para la empresa como para el trabajador.

Autonomía: trabajar desde casa se traduce en una mayor autonomía, lo que reduce el estrés.

Con estos tips ya estás listo para crear tu zona de trabajo en casa y si además tienes la suerte de que esta zona es amplia y necesitas ayuda con la reforma, contacta con Cofersa, estaremos encantados de trabajar contigo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *