feng-shui-cofersa-blog-portada

Te estarás preguntando qué es el Feng Shui y que tiene que ver con la decoración de interiores. Si todo esto te suena a chino quédate en este post donde vamos a explicarte en qué consiste.

Para empezar a introducirnos en el mundo del Feng Shui comenzaremos dando la definición que nos aporta Wikipedia. “Feng Shui (literalmente viento y agua) es un antiguo sistema filosófico chino de origen taotísta basado en la ocupación consciente y armónica del espacio, con el fin de lograr de este una influencia positiva sobre las personas que lo ocupan.

Aplicándolo al tema que a nosotros nos concierne, esta filosofía oriental nos permitirá armonizar nuestros hogares teniendo en cuenta la organización del espacio y decoración.

Que la energía fluya en nuestras casas de la mejor manera posible es algo muy importante.

La historia del Feng Shui comienza en China hace más de 4000 años, siendo originalmente una rama de conocimiento que estudiaba los cambios en la naturaleza, el clima y los astros.

Todo empezó cuando se dieron cuenta de que la estructura de la tierra afectaba al destino de las ciudades. Descubrieron que cuando el “chi” (fuerza de la vida o energía vital) estaba en equilibrio en cualquier lugar, creaba armonía y bienestar a todas las personas que estaban en él.

Con el paso de los años esta filosofía se ha hecho muy famosa por todo el mundo y es que, cada vez son más las personas que buscan un balance y una armonía en sus vidas.

Esto también se ha trasladado a conseguir esta armonía dentro de nuestros hogares. Los espacios y todas sus características influyen mucho a las personas y todo esto se debe a la energía “chi” que hemos mencionado antes.

Esta energía no se puede ver, pero según la filosofía del Feng Shui, si la podemos llegar a sentir.

Principios básicos del Feng Shui 

Para seguir conociendo más acerca de este término, vamos a exponer los 11 principios básicos en los que se basa.

1. Todo es energía y vibración: como ya hemos comentado antes, la energía es conocida como “chi” y está presente en todos nuestros hogares. Esta energía va a afectar al bienestar de las personas que habitan un lugar, por eso se dice que “como está tu casa, estás tú”.

Feng-shui-cofersa-blogl

2. Equilibrio (Ying y Yang): los extremos no están bien vistos por esta filosofía, sino que busca un equilibrio. Aquí entra el concepto del Ying y el Yang. Seguro que habéis oído hablar alguna vez de estos términos. Son elementos contrarios, pero que se complementan.

Si lo trasladamos a nuestro hogar, podemos poner como ejemplo una habitación con mucha luz (Yang). Para equilibrar esta estancia, podemos añadir elementos decorativos en todos más oscuros (Ying).

Otra manera para conseguir equilibrio en una habitación es aplicar la teoría de los 5 elementos (madera, fuego, tierra, metal y agua) del Feng Shui. Si quieres saber más acerca de esta teoría te dejamos aquí un enlace interesante.

3. Formas: las formas suaves y onduladas ayudan a que la energía “chi” se mueva con armonía por las estancias. Por el contrario, las formas rectas o con muchos ángulos puede provocar un movimiento muy rápido del “chi”.

Es importante saber encontrar un equilibrio en las formas de los muebles y elementos decorativos de nuestra casa.

4. El entorno que nos rodea: como acabamos de mencionar, las formas nos afectan, pero no es el único elemento que tiene efecto sobre nosotros. Los colores, la luz, las imágenes o los objetos que nos rodean, nos influyen.

Si cambiamos la iluminación de una de nuestras habitaciones, podemos transformar la energía que hay en ella.

5. Orden: en una casa desordenada, la energía “chi” no puede fluir con facilidad. Por eso, es tan importante mantener el orden en nuestros hogares. Según el Feng Shui, si la energía “chi” se estanca, nuestra vida también podría hacerlo.

Una casa ordenada aporta paz y bienestar.

6. El Mapa Bagua: esto consiste en un dibujo de ocho lados a través del cual podemos ver la relación entre las estancias de nuestra casa y las áreas de nuestra vida. Trabajar con este mapa ayudará a conseguir cambios positivos en tu vida.

7. Objetos: los objetos que tenemos en nuestra casa; como fotos, cuadros, figuras, son muy importantes, ya que, están representando como somos nosotros y a nuestra casa.

Si los elementos que tenemos nos traen malos recuerdos, deberíamos quitarlos o sustituirlos por otros. El Feng Shui dice que las personas deben rodearse de las cosas que aman para atraer buena energía.

Algunos que no deberías de tener en casa, según el Feng Shui, son los siguientes:

Objetos rotos: si no tiramos las cosas que se estropean, no permitimos que las energías se renueven.

Envases vacíos: los envases que ya no tienen contenido y que no pueden reutilizarse debemos tirarlos.

Relojes parados: si un reloj se detiene, el “chi” también lo hace. Esto afectará de manera negativa a avanzar en la vida personal de los que vivan en esa casa.

Imágenes o cuadros que transmiten tristeza: este tipo de decoración lo único que hace es traer mala energía a nuestro hogar.

Cosas iguales dos veces.

8. Entrada: la puerta de la entrada y las puertas del resto de la casa son un punto clave, ya que es por donde entra la energía “chi”.

Por eso, mantener la zona de la entrada ordenada es tan importante. El Feng Shui nos dice además, que si colocamos una planta a cada lado de la puerta, conseguiremos atraer aún más la energía.

9. Ventanas: el “chi” puede escaparse de nuestro hogar a través de ella. Para evitarlo podemos colocar cortinas. Además de las ventanas, la energía se puede escapar por los desagües del baño o la cocina.

10. La importancia de descansar: para el Feng Shui, el dormitorio es la parte más importante de nuestra casa. El dormitorio es el lugar donde las personas descansan y renuevan su energía día tras día. Por eso, es importante que la energía de nuestra habitación sea tan positiva. La colocación de los muebles, la cama y la decoración afectará de manera directa sobre nuestro descanso. Más adelante haremos un post concreto sobre como decorar tu cuarto según el Feng Shui.

11. Cuida tu hogar: es muy importante poner amor y cariño en la decoración de tu casa. Con pequeños cambios, se puede conseguir llenar todas las estancias de una energía muy positiva.

El Feng Shui y los números

feng-shui-numerosDependiendo del número de objetos que coloquemos en una estancia, estaremos favoreciendo o perjudicando a que la energía “chi” de la mejor forma posible. Los números pares ayudan a estabilizar la energía; y en el caso de los impares, la expandirán.

Algunos ejemplos de lo que nos puede aportar cada número

-Colocar un único elemento atrae la buena suerte.

-Si ponemos objetos por parejas fomentaremos nuestras relaciones personales con otras personas.

-El número 3 representa la unión entre el hombre y la tierra.

-El número 4 nos ayudará a estar más seguros en nuestros hogares.

-El 6 simboliza el significado de familia.

-El 9 es el mejor número si vas a comenzar una nueva etapa en tu vida.

Si no habías escuchado nunca hablar del Feng Shui, ahora ya tienes unos conocimientos básicos al respecto. Aprender nuevas maneras de decorar tu casa siempre es interesante, escoge los principios del Feng Shui más compatibles con tu personalidad y ¡manos a la obra!