cofersa-estudio-blog

Vivir en un estudio pequeño y céntrico

Todos siempre hemos deseado vivir en una casa gigante en un lugar de ensueño, pero la realidad es que debemos conformarnos con vivir en un estudio pequeño lo más cercano posible al centro de nuestra ciudad.

Es ahí cuando los pocos metros cuadrados de los que disponemos nos hagan inclinarnos por una decoración que no recargue de más nuestro espacio. Y es que un pequeño espacio bien decorado, funcional y acogedor poco tiene que envidiar a los grandes espacios.

Aquí te dejamos unas buenas ideas sobre cómo decorar y vivir en un estudio pequeño, además de manera sencilla y con poca inversión para enamorarte de tu pequeño gran hogar.

Colores

Paredes pintadas de colores claros, lisos o uniformes nos proporcionará más luz y una agradable sensación de amplitud.

En un estudio pequeño usar el color blanco como principal es cada vez más tendencia. Aporta limpieza, sutileza, tranquilidad y elegancia. Pintar de blanco tu estudio permite tener más opciones a la hora de decorar, pudiendo combinar con cualquier otro color y otras texturas. Simplemente cambiando detalles o accesorios conseguiremos cambiar la percepción de la decoración.

Además con el blanco podemos optar por diferentes estilos de decoración: rústico, vintage, naturista, moderno, minimalista…

Dejar paso a la luz usando cortinas translúcidas. Cuanta más luz, menos agobio.

Espacios

En esa línea también podemos recurrir a espacios sin paredes, teniendo por ejemplo cocinas americanas, dejando que la luz campe a sus anchas por todo el estudio. Aunque también se puedes separar la cocina del resto del estudio con un cristal que decoraría el estudio pero no lo saturaría.

Utiliza muebles con tonos claritos, ya que es importante que sea de los mismos tonos que las paredes y que sean muebles muy funcionales. Ejemplo: sofá-cama.

Estanterías cerradas, que no sean abiertas y se vea todo el contenido, ya que puede estar desordenado o apelotonado.

Aprovecha espacios, utiliza cajas para guardar cosas sueltas y así a la vez que decoran, no dañan la estética. La organización adecuada del espacio es fundamental en la decoración de un estudio pequeño. Una buena manera de ahorrarte problemas futuros es hacer un estudio previo de cómo vamos a colocar todo y saber cómo nos va a quedar.

Utiliza objetos naturales para dar encanto a tu espacio y tu estado de ánimo será más positivo conectando con la naturaleza. Es una maravillosa idea moderna y que le dará personalidad a tu rincón. Cualquier parte de tu casa puede lucir objetos de este tipo para aportar luz y color a tu pequeño estudio. Ejemplo: plantas, jardines verticales, accesorios de fibras naturales, cestas de mimbre…

No recargues tu estudio, no utilices decoración no funcional. Así será incluso menos trabajoso mantenerlo limpio.

Utiliza fotografías para decorar espacios favoritos de tu estudio.

Muebles

Para separar ambientes podemos utilizar tipos o colores de muebles. Ejemplos: sofá, mesa, cajonera… o colores oscuros dormitorio claros el salón.

Otra buena manera de ganar espacio y decorar a la vez con un mueble super útil es con mesas abatibles y/o extensibles. Harán tu vida más práctica pudiendo optar a usar una mesa pequeña o grande dependiendo de las necesidades o de las visitas.

El mismo efecto podemos conseguir con camas abatibles, haciendo que parezcan simples armarios y aprovechando así doblemente la estancia.

Si no quieres o no puedes poner una cama abatible para ahorrar espacio, debes aprovechar todo el espacio que tienes debajo de tu cama. Podrás guardar toallas, sábanas o lo que creas que usas menos a menudo y hacerlo de manera organizada.

El uso de mesas redondas para tus invitados para romper con tanta línea recta es otra opción de decoración de tu pequeño estudio. Podrás disfrutar de manera más cercana con tus invitados y no deja de ser una bonita manera de ambientar tu espacio.

Si tenemos muchos ambientes seguidos, podemos recurrir a diferentes tipos de suelos (tarima, piedra, cerámica…) o si no vamos a hacer obra a las míticas alfombras para conseguir separar  ambientes en nuestro pequeño estudio.

Si vives en un estudio es porque seguramente vives solo o como mucho en pareja. Por lo tanto dispones de más intimidad que en otras casas y puedes prescindir de muchas puertas o cambiarlas puertas correderas y conseguir así más espacio.

El diseño de la mini cocina con muebles bajos y estanterías acompañado de una buena organización será fundamental para obtener un buen resultado. El color más acertado sería en blanco dando luminosidad y limpieza y que bien acompañado con un bonito suelo hacen que nos fijemos más en el diseño y no en el tamaño.

Los muebles a medida son ideales para aprovechar todos los espacios de tu estudio. Si además como indicábamos antes son multifuncionales te beneficiarás doblemente.

Si tenemos sitio para un recibidor tenemos una bonita manera de aprovechar un rinconcito para dejar llaves, poner una bonita planta, un espejo, una foto o vinilo, un paragüero, unas baldas, unas perchitas, un zapatero… son muchas las ideas pero lo ideal es que lo pongas a tu gusto y según tus necesidades para además distraer al visitante y evitar que descubra inmediatamente las dimensiones de tu pequeño estudio.

Decoración

Otra buena solución para ganar espacio en tu estudio pequeño es hacer un cabecero para la cama en obra, integrando las mesillas de noche a modo de estantería metida en la pared y realizada en obra. Así podrás poner algún mueble más para almacenar otras cosas.

El uso de estanterías cuando no disponemos de tanto espacio es vital. Así tendrás más sitio en el suelo, podrás tener todo mucho más organizado y conseguirás darle un toque personal a tu estudio

Intentar que dominen las líneas rectas en la decoración de tu pequeño estudio hará que tengamos una enorme sensación de amplitud espacial.

Utilizar espejos siempre es habitual en todos los tipos de vivienda. Con ellos hacemos que haya más luz y amplitud, y eso es exactamente lo que queremos en nuestro pequeño estudio. Podemos incluso cubrir una pared del estudio en su totalidad para conseguir un efecto brutal.

El uso de vinilos o papeles decorativos en una pared hace que decoremos sin saturar y demos profundidad al estudio.

Muy importante también es la iluminación adecuada, que hace que se produzcan diferentes ambientes según los momentos y necesidades. Además no ocupan espacio, ya que van incrustadas en los techos, falsos techos, muebles, paredes…

Ya tienes el suelo de cada parte del estudio definido, los muebles que vas a usar en cada estancia, lo que vas a colgar de las paredes, pero… ¿qué vas a poner en el techo? La parte superior de tu estudio que menos usas es el gran olvidado o nunca innovado cuando es donde puedes dar un toque diferente y único. Una buena iluminación, un ventilador elegante o minimalista, molduras de yeso o pladur o incluso una bonita pintura o vinilo.

Optimiza

Uno de los problemas que nos encontramos en un pequeño estudio es el poco espacio para guardar la ropa, sobre todo los abrigos, ropa de invierno o ropa más gruesa. Y una de las mejores soluciones es la colocación de percheros modernos y decorativos. Los hay muy pragmáticos para poner por detrás de las puertas o muy divertidos si queremos conseguir otro tipo de efecto.

Uno de los ambientes más íntimos y comunes en todas las casas son los cuartos de baño. Podemos conseguir que un baño sea agradable de visitar y de usar si lo decoramos con objetos modernos y otros objetos decorativos.

En definitiva, si tu solución inmobiliaria hoy en día pasa por vivir en un estudio pequeño, ya que no puedes permitirte otro tipo de vivienda o por las circunstancias que sean, puedes seguir todas estas recomendaciones y le darás un toque increíble, pero si además ese estudio es lo más céntrico posible, serás un auténtico privilegiado de la vida moderna en las ciudades.

Si necesitas asesoramiento para tu pequeño estudio, no dudes en consultarnos aquí